probioticos

Asegura tu salud este verano con probióticos

Published On junio 22, 2020 | By VM Team | Consejos de Nutrición, Suplementación

Este verano asegura tu salud a través de probióticos, capaces de regular tu flora intestinal y mantenerte al 100% durante todo el día.


El verano se convierte una de las épocas del año donde más nos saltamos nuestra rutina, tanto a nivel de entrenamiento como de sueño o alimentación. Estos cambios bruscos pueden repercutir en el organismo desestabilizando nuestra flora o incluso provocando alteraciones intestinales.

Mantener tu salud intestinal sana en verano es importante para poder seguir realizando todas nuestras actividades sin malestar alguno, por lo que los probióticos deberán convertirse en un imprescindible en nuestra dieta.

Probióticos durante el verano

Los probióticos se pueden consumir tanto a modo de suplementación como a través de alimentos. Un probiótico es un conjunto de bacterias (microorganismos vivos) capaces de llegar a nuestro intestino, ejercer sus funciones y provocar beneficios sobre nuestra salud.  Pero durante verano, recuerda que estos microorganismos vivos no soportan temperaturas muy altas, por lo que refrigerarlos será la mejor opción para conservarlos correctamente.

Los probióticos se encargarán de mantener tu microbiota intestinal sana. Mejorarán el proceso digestivo incluso los días de exceso o aquellos días que viajemos y consumamos alimentos distintos a los que estamos acostumbrados.

Además, también es interesante asegurarnos qué tipo de cepa nos vendrá mejor para cada ocasión. Por ejemplo, para momentos de hinchazón abdominal los lactobacillus acidophilus o lactobacillus casei nos ayudarán a resolver ese problema. El estrés y la ansiedad también pueden combatirse a través del intestino, para ello elige lactobacillus plantarum y bifidobacterium bifidum.

Para que los probióticos hagan su efecto, deben ser capaces de superar la barrera digestiva del estómago y llegar vivas hasta los intestinos. Para conseguir esto, puedes combinarlo con una alimentación alta en prebióticos que acenturá el efecto del probótico. Algunos alimentos considerados prebióticos son las cebollas, alcachofas, la miel, el trigo, la avena, la soja o el puerro.

De este modo y consumiendo probióticos durante verano te asegurarás de una salud intestinal de hierro, por lo que podrás seguir realizando todas tus actividades al 100%. Pero no solo eso, recuerda que los probióticos también cuentan con muchos otros beneficios como ayudar al sistema inmune o reducir el colesterol malo.

probióticosbacidofilus

Like this Article? Share it!

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Please arrange the below number in decreasing order