Saltar al contenido
Vivaelmusculo.com

Volver a entrenar tras el verano

octubre 5, 2020
Volver a entrenar

El verano sirve para desconectar de las rutinas del resto del año, y muchos de nosotros incluimos el gimnasio y entrenar como una de esas rutinas, por lo que es habitual bajar el ritmo durante los meses de verano.  Pero ahora hemos vuelto a la rutina y eso conlleva recuperar las viejas costumbres, incluido volver a entrenar como mínimo tres veces a la semana, ¿pero cómo podemos volver a entrenar sin morir en el intento?

Es normal que nos asalten dudas: ¿por dónde empiezo?, ¿debería empezar al 100% o paulatinamente?, ¿seré capaz de hacerlo todo perfecto desde el primer día? Pues bien, la respuesta a eso es NO. De hecho, no sería ni lo más óptimo. Si tras tanto tiempo sin entrenar o cuidar la alimentación, de la noche a la mañana hacemos un cambio tan brusco lo más normal es que no seamos capaces de adherirnos y acabemos abandonando. Lo mejor para mantenernos en el tiempo es volver poco a poco a nuestra rutina habitual. 

Si has bajado o detenido tu ritmo de entrenamiento habitual, no deberías retomar el entrenamiento con la misma intensidad, ya que incluso podrías provocarte una lesión. La clave está en volver a  construir un hábito de entrenamiento dentro de unos rangos seguros para que tus articulaciones no corran peligro.

Consejos para volver a entrenar

1. Comienza poco a poco

Uno de los consejos más básicos para volver a entrenar tras el verano, pero a la vez uno de los más efectivos es comenzar poco a poco. Empieza quitándote azúcares innecesarios que hayas vuelto a incluir en tu dieta o bebidas gaseosas. Durante los primeros días de entrenamiento no es conveniente que vuelvas justo por donde lo dejaste antes de verano. Tantea el peso en el que te mueves ahora, y vuelve a trabajar desde ahí. En pocos días tu cuerpo se volverá a habituar. 

2.¡Calienta!

Algo que es muy importante y que se nos suele olvidar a la gran mayoría de nosotros es calentar antes de empezar a hacer ejercicio. Y ahora, tras las vacaciones, tienes que poner especial atención sobre este punto. De hecho, si tus vacaciones han sido muy largas y los dos primeros días puedes dedicarlos a estirar y a hacer ejercicios de movilidad. De este modo, ayudarás a los músculos y articulaciones para que vuelvan mejor a la rutina habitual. 

3.Cuida tu alimentación y suplementación

Es importante volver a tus hábitos de alimentación anteriores.  Si te has pasado bastante y tus hábitos han cambiado demasiado, puedes hacerlo paulatinamente  a lo largo de la semana para que sea más llevadero. 

Una vez hayas vuelto a tu rutina habitual puedes añadir suplementación básica para ayudarte a conseguir tus metas: proteína, pre-workout que te llene de energía, multivitamínico…